Dimensión humana

Representa la base “necesaria y dinámica” de toda la vida presbiteral, pues el sacerdote es ante todo un hombre.